¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

Cómo se debe cambiar una llanta

Puntuación 4.7/5 (9 votos)
Actualizado el 25-08-2022

No se confíe de que tendrá una estación cerca para cambiar una llanta, es mejor que siga cada uno de los pasos para lograr montar una de repuesto y sentirse seguro.

Abrir Índice



Más allá de estudiar para un examen teórico o hacer una prueba práctica llevando el control del volante para obtener una licencia, el conductor también debe preocuparse por conocer elementos de la mecánica con el fin de resolver situaciones que a la mano tienen solución.

Una de ellas es el cambio de llantas cuando alguna de manera inesperada pincha en carretera y no tenemos ninguna estación cercana para repararla.  No queda de otra que hacer de mecánico y cambiar dicha llanta.

La función de las llantas

Las llantas como tal no solamente son las que permiten que el carro se mueva, tienen también otras funciones: soportar la carga del vehículo, transmitir la fuerza impulsora y de frenado, absorber impactos por el pavimento o carretera y mantener la dirección del vehículo.

Qué debemos revisar con frecuencia en las llantas

Como cualquier otra parte del automóvil el conductor todos los días está en la obligación de revisar a simple vista de que las llantas se encuentran bien de aire y si no es así entonces llevarlo a la estación para que le indiquen si andan bien de aire. 

Es importantísimo revisar con el pasar del tiempo que la profundidad de la ranura no alcance el testigo de la llanta (son unos cuadritos de goma que se encuentran en medio de los canales de la llanta) esto para evitar problemas cuando maneje.

Cómo cambiar una llanta

En la mayoría de las ocasiones no nos percatamos en qué momento se desinfla o pincha la llanta, por lo que hay que estar listos para actuar:

  1. Escoger bien el sitio en el que va a estacionar el vehículo de tal manera que no sea peligroso o atente contra la normativa de tránsito.
  2. Colocar los triángulos de seguridad para alertar a los demás conductores en carretera. Si no tiene como mínimo debe tener  unos conos.
  3. Encender las luces de emergencia y colocarse el chaleco reflectante, sobre todo si es de noche para ser más visible.
  4. Saque las herramientas que requiere: llanta de repuesto, llave de ranas, gata.
  5. Lo primero que debe hacer es soltar las tuercas con la llave de ranas, si están muy apretadas lo que tiene que hacer es poner el pie sobre la llave de cruz para aflojarlos y presiona con el peso de su propio cuerpo en el sentido opuesto de las manecillas del reloj.
  6. Luego proceda a levantar el vehículo con la gata, sea manual o hidráulica. Esta se ubica en un lugar estratégico, debajo del vehículo, dependiendo de la marca hay un punto localizado en la llanta delantera o trasera. La altura del vehículo que no supere los 15 centímetros y asegure que la gata se encuentra firme.
  7. Retire las tuercas de la llanta y déjelas en un lugar seguro.
  8. Posteriormente tome la llanta de repuesto, la alinea a los orificios donde va montada y empuja la llanta hasta atrás para luego volver a poner las tuercas. Tiene que socarlas muy bien.
  9. Al estar ya puesta la llanta de repuesto, baje el vehículo suavemente, que las llantas hagan contacto con el suelo y recoja todo de manera ordenada.

También como consejo es bueno que el conductor rote las llantas para así darle un poco más de vida útil. Puede hacerlo cada seis meses o de 10 mil a 15 mil kilómetros. Incluso la rotación puede hacerse en forma de cruz.

No olvide hacerle caso a las recomendaciones del fabricante sobre cuáles son las llantas que son adecuadas para su vehículo y que realmente calcen porque de lo contrario puede poner en riesgo su vida. Procure también que al momento de pasar por caminos complicados no exigir más de la cuenta a las llantas.

 


¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de COSEVI.

Más información